Préstamos en línea: Preguntas frecuentes

Los préstamos en línea son todos aquellos que se pueden conseguir por internet. Sin embargo, el uso y costumbre ha hecho que cuando decimos préstamos en línea nos refiramos más concretamente a los préstamos inmediatos de cantidades relativamente pequeñas y procesos de solicitud rápidos. A continuación te ofrecemos la respuesta las preguntas más comunes sobre ellos.

¿Son un timo?

Desde luego que no. Los préstamos en línea son un servicio financiero legal que en el caso de créditos superiores a 200 € vendrían regulados por la Ley 16/2011, de 24 de junio, de Contratos de Crédito al Consumo. Asegúrate de que la empresa con la que contratas el préstamo está en España o en la Unión Europea y no deberías tener ningún problema. Para comprobarlo, busca su domicilio social en la parte inicial del contrato cuando te lo envíen.

¿Acabaré en ASNEF?

Al igual que ocurre con cualquier otro préstamo, si no pagas la deuda puedes acabar en un registro de morosos. Pero esto solo ocurrirá si no pagas, así que simplemente tienes que asegurarte de que podrás devolver el préstamo. Hacerlo no debería ser difícil, ya que antes de dar tu aceptación por el préstamo, te informarán de la cantidad total a devolver así como su desglose en principal e intereses, de modo que conocerás la cantidad exacta que necesitarás en la fecha de vencimiento, para que puedas hacer tus cálculos.

¿Son para caprichos?

En general no son recomendables para caprichos. Es un servicio pensado para urgencias. Ahora bien, si tu situación financiera es buena y estás absolutamente seguro de que vas a poder devolver el dinero al vencimiento, no hay nada que te impida pedirlos.

¿Cuánto tarda en llegar el dinero?

Depende un poco de las entidades bancarias, pero desde hace poco, las transferencias SEPA llegan en 24 horas o menos, así que es razonable pensar que es el tiempo que necesitarán.

¿Por qué me ofrecen solo 300 € si anuncian 1000 €?

Las operaciones de préstamos en línea son arriesgadas para los prestamistas. Por eso, muchas veces limitan la cantidad del primer préstamo a un montante mucho más bajo que el que ofrecen a clientes recurrentes. Si es la primera vez que vas a solicitar dinero a un prestamista, en general, las empresas suelen ofrecer entre 300 y 500 €, cantidad que, en algunos casos, asciende hasta los 1000 € para las siguientes ocasiones.

¿Qué riesgos tienen estos préstamos?

Los principales riesgos están asociados a los impagos. Plantéate que si necesitas el dinero ahora, puede que el día del vencimiento también lo necesites. Si es así, estarías corriendo el riesgo de no poder devolver el préstamo y en ese caso se te aplicarían tarifas adicionales e incluso se te podría registrar en un registro de morosos. Es una situación muy molesta y que debes evitar a toda costa. Si tienes problemas financieros recurrentes, este producto no te interesa. Piensa, que los préstamos en línea pueden solucionar problemas puntuales, pero si esos problemas vienen de lejos, podrían incluso agravarlos, ya que en aproximadamente un mes debería todavía más dinero.

Solicitar Ahora >>

Descúbrelo ahora

Descubre de cuánto dinero puedes conseguir un préstamo ahora.

Descúbrelo ahora >>

css.php