Prestamistas particulares, la alternativa a la negativa de los bancos

En una situación de necesidad de dinero urgente, la figura del prestamista es clave y puede ser la solución que necesitas para solventar esa dificultad financiera y recibir préstamos rápidos.

prestamistas particularesEs cierto que en los últimos tiempos los prestamistas particulares se han quedado a un lado, debido a la gran oferta de préstamos online y créditos rápidos de tantas y tan diferentes empresas financieras. No obstante, los prestamistas particulares todavía están presentes y pueden ser la solución para aquellos que lo tienen más difícil para que un banco o entidad financiera les apruebe un préstamo personal.

Si no sabes cómo funcionan los préstamos entre particulares y quieres informarte más acerca de sus ventajas e inconvenientes y qué precauciones tomar, quédate. Te lo contamos todo a continuación en este artículo. ¡Sigue leyendo!

Qué son los prestamistas particulares

Los prestamistas particulares son personas con capital disponible que prestan dinero a otras personas que lo necesitan. Generalmente las personas que acuden a los prestamistas particulares suelen ser personas que no tienen la opción de solicitar un préstamo por otras vías.

Recuerda, los prestamistas particulares son individuos, no entidades, pero eso no significa que sus préstamos no sean absolutamente legales. De hecho, debes asegurarte de que se cumple con todas las regulaciones antes de solicitar un préstamo a un particular. Pero no te preocupes. Los prestamistas particulares, privados o personales te podrán ofrecer un préstamo de capital privado totalmente leal y regulado.

Desde nuestro comparador de préstamos podrás acceder a los mejores prestamistas particulares para conseguir la ayuda que necesitas para hacer frente a tu situación financiera.

Intereses de los prestamistas particulares

Los intereses anuales que suelen aplicarse a los préstamos particulares son de entre un 9% y un 12%. Son intereses elevados, pero lo cierto es que están dentro de los mismos baremos con los que podemos encontrarnos en la banca tradicional, ya que los préstamos bancarios tradicionales tienen un interés anual de entre un 8% y un 14%.

Eso sí, generalmente los prestamistas particulares no van a prestar dinero sin una garantía. Por lo tanto, será fundamental que cuentes con una garantía física para poder acceder a la ayuda de los prestamistas particulares. La razón para esto es muy simple: los prestamistas particulares están asumiendo los riesgos que un banco o entidad financiera no está dispuesto asumir y por lo tanto se resguardan con cualquier garantía física que puedas aportar.

Esta es la forma de acceder a un préstamo rápido para aquellos que por los motivos que sea no son aprobados por la banca tradicional, bien por estar en ASNEF o por cualquier otra razón en la que no cumplas con sus requerimientos.

Requisitos de los prestamistas particulares

Los requisitos que te solicitará un prestamista particular no tienen nada que ver con los solicitados por la banca tradicional. Serán mucho menores, más fáciles de aportar y el proceso y recepción del dinero también será más rápido.

Entre los requerimientos que solicitan los prestamistas particulares encontramos los siguientes:

  • Informe del registro de la propiedad sobre el inmueble que pones en garantía
  • Una copia de los papeles de las escrituras del inmueble en garantía
  • Recibo del IBI
  • Fotografías del inmueble
  • Documento de identidad de quien solicita el préstamo y de los propietarios del inmueble en garantía de la persona que solicita el préstamo
  • Justificación de ingresos y de situación financiera actual. En caso de que tengas préstamos corriendo al momento de solicitar el préstamo particular deberás informar también acerca de ellos.

Por qué se debe disponer de una garantía para solicitar préstamos particulares

Como ya hemos explicado anteriormente, los préstamos particulares se entienden como préstamos de riesgo para los prestamistas y por lo tanto es fundamental contar con una garantía que pueda cubrir el préstamo si se diera una situación de impago.

Antes de firmar cualquier contrato, del tipo que sea, es imprescindible que lo leas bien y con atención y si no comprendes algo lo preguntes a algún profesional de tu confianza. Presta mucha atención al total del importe que recibirás y al total que tendrás que devolver de tu préstamo. También debes fijarte bien en los plazos y las cuotas de devolución establecidas. Del mismo modo, es muy importante aclarar cualquier duda en relación con los supuestos de impago o retraso en los pagos y las multas, comisiones o intereses en los que estarías incurriendo en estos casos.

Cuáles son los riesgos de solicitar préstamos particulares

Como ya sabemos, en todos los productos y contratos financieros vamos a encontrar ventajas e inconvenientes, pero una de las preguntas que más se hacen las personas interesadas en solicitar préstamos particulares es: ¿Los préstamos particulares tienen riesgos? ¿cuáles son los riesgos a los que me expongo al solicitar un préstamo particular?

Y claro que los hay, siempre los hay, sobre todo para aquellos que no tienen una buena gestión económica, los préstamos, tanto si son particulares como no, pueden ser un riesgo más que una ayuda. Pero si eres responsable y los tomas con conciencia, sabiendo lo que recibirás y cómo deberás responder ante ello, entonces pueden ser una gran ayuda para ti. 

Altos intereses

En primer lugar, podríamos mencionar los intereses como el principal riesgo de contraer un préstamo particular ya que como hemos visto antes, los intereses son bastante elevados. No obstante, si estás en una situación en la que crees que puedes afrontar dichos intereses sin problemas, el siguiente riesgo es que este tipo de préstamos no está avalado por el Banco de España.

No están avalados por el Banco de España

Al no estar avalado por el Banco de España, es fundamental poner mucho cuidado en el procedimiento.

¿Qué significa esto? Pues que debes asegurarte de que el préstamo sea firmado y todo quede sellado frente a notario, que el préstamo sea totalmente legar es clave para evitar riesgos mayores.

Cómo se devuelvenlos préstamos particulares

El cómo devolver un préstamo particular es algo que podrás decidir en acuerdo con el prestamista. Podrás pagar las cuotas como sea más cómodo para ti, domiciliarlas en tu cuenta o haciendo un ingreso al prestamista en los plazos acordados, etc.

En cuanto a los plazos de devolución del préstamo, pueden ir de 1 año a 15 años y el monto total que podrás recibir será de hasta un 30% del valor que tenga la propiedad en garantía al momento de realizar el contrato.

Cómo funcionan los préstamos particulares

Lo cierto es que en cuanto a funcionamiento del préstamo tampoco hay tanta diferencia con un préstamo tradicional. El prestamista (en este caso un individuo) te cede una cantidad de dinero en función a la garantía que puedas aportar y se establece un plazo de devolución y unas cuotas con unos intereses, que tendrás que pagar de forma rigurosa para no verte afectado por tasas o comisiones de demora, impago, etc.

Los requisitos que se solicitan en los préstamos particulares son mucho menos de los que pide la banca tradicional y por eso es más fácil recibir un préstamo por esta vía, pero también es obligatoria la presentación de un bien físico en garantía para cubrir ese potencial riesgo frente al prestatario.

Siendo el prestatario un individuo puede ser más fácil negociar las condiciones y llegar a acuerdos convenientes para ambas partes.

Cómo formalizar un préstamo particular

Para formalizar un préstamo particular con prestamistas particulares tendremos que acudir a una notaría donde deberá firmarse la escritura del préstamo para que el contrato quede reflejado de forma totalmente legal. Los costes asociados con la formalización del préstamo suelen incluirse en la totalidad del pago del préstamo. No obstante, presta mucha atención a este aspecto y comprueba cuál es la totalidad del préstamo que tendrás que devolver. Siempre te recomendamos mucha precaución a la hora de firmar contratos y si es posible realiza todas las gestiones en una notaría con un gestor o abogado de tu plena confianza.

Para qué pueden usarse los préstamos particulares

Los préstamos particulares están pensados como una solución rápida a una necesidad urgente de dinero para personas que no pueden acceder a otros tipos de préstamos, bien sea porque están en situación de ASNEF o por cualquier otro motivo por el que la banca tradicional no apruebe sus solicitudes de préstamos.

Hay que tener en cuenta por tanto que estos préstamos particulares no están pensados para la compra de bienes inmuebles sino para la salida a una situación financiera de necesidad.

Los préstamos particulares son soluciones de financiación privada que abordan situaciones puntuales de falta de posibilidad crediticia y te dan una alternativa a la que podrás acceder poniendo una propiedad en garantía.

Quién puede solicitar préstamos particulares

Cualquier persona puede solicitar un préstamo particular, e incluso las empresas también pueden solicitarlo con el único requisito de poner en garantía una propiedad. El solicitante del préstamo particular y el propietario del inmueble en garantía no tienen por qué ser la misma persona.

¿Cuáles son los gastos de formalizar un préstamo privado?

Cuando solicitamos un préstamo a prestamistas privados, para formalizarlo se tendrán que llevar acabo unas gestiones frente a notario que requieren de un gasto extra. Pero no te preocupes, generalmente ya están incluidos en el préstamo. Solo tienes que asegurarte de esto antes de firmar el contrato y tener claras cuáles son las cifras totales que tendrás que pagar.

Algunos de los gastos derivados de la formalización de un préstamo con prestamistas particulares son estos:

  • Gastos por la tasación del inmueble en garantía
  • Honorarios de la Notaria y de la financiera intermediaria
  • Impuestos jurídicos
  • Pago por la inscripción en el registro

Cómo recibiré el dinero del préstamo particular y en cuánto tiempo

Una vez formalizado el contrario que regula el préstamo entre particulares y establecida en dicho contrato la forma de pago mediante la que se hará llegar el dinero del prestamista al prestatario, la recepción del dinero puede demorar hasta 15 días generalmente. Puede hacerse a través de transferencia bancaria directamente a tu cuenta bancaria o con un cheque. No podrá realizarse el pago en efectivo y se entenderá como confirmado el pago cuando el prestamista presente un justificante de pago a la notaría.

Cuánto dinero se puede solicitar a prestamistas particulares

La cantidad de dinero a la que puedes acceder con un préstamo privado o particular es de hasta un 30% del valor de la propiedad al momento de solicitar y formalizar el préstamo.

Leyes por las que se rige la regulación de préstamos particulares

Hemos hablado durante todo el artículo acerca de la importancia de que estos préstamos estén regulados para evitar cualquier tipo de riesgos. Dependiendo del tipo de préstamo particular al que estemos accediendo podrá estar regulado por alguna de estas 2 leyes:

  • Ley 2/2009 del 31 de marzo: Regula los préstamos de carácter hipotecario. Bajo esta ley podrás ver todos los derechos y obligaciones tanto del prestamista como del prestatario.
  • Ley 16/2011 del 24 de junio: regula los préstamos personales y créditos al consumo. Aquí también podrás encontrar toda la información al respecto de las regulaciones bajo esta ley, obligaciones y derechos.

Conclusión

Como ya has podido ver, solicitar prestamos particulares tiene muchas ventajas ya que te permite conseguir liquidez incluso en las situaciones financieras más complicadas, pero, como decimos siempre, es fundamental que seas responsable a la hora de adquirir todo tipo de préstamos rápidos, sobre todo los de mayor riesgo para no poner en riesgo tus bienes. Haz un buen estudio de los prestamistas particulares antes de solicitar un préstamo y lee bien los contratos antes de firmar.